Los primeros pasos del 6G

Como la tierra, el mundo de la tecnología está en constante movimiento. Es capaz incluso de dar pasos hacia el futuro al mismo tiempo que camina por el presente. Más cuando son las tecnologías móviles las que se sirven encima de la mesa. En un momento en el que el 5G trabaja por expandirse y consolidarse en el universo de las nuevas telecomunicaciones, su sucesor natural, el 6G, ya ha dado el primer paso de su gestación.

La Comisión Europea ha desvelado que será la gigante finlandesa Nokia la encargada de abanderar Hexa-X, un proyecto que pretende impulsar el liderazgo europeo en la sexta generación de esta tecnología móvil, como informa Cinco Días.

Con el aval de la trayectoria de su brazo industrial, Nokia Bell Labs, en las tecnologías 4 y 5G, la multinacional comanda un proyecto que tendrá una duración de dos años y medio y en el que trabajará con varias empresas referencias del sector como Telefónica, Orange, Ericsson o la italiana Telecom; además de contar con el apoyo de universidades como la Carlos III de Madrid.

Hexa-X trabajará en el desarrollo de las tecnologías esenciales para la creación de redes 6G en 2030 -cuando se cumpla el ciclo de diez años del 5G antes de su relevo generacional- y el de un tejido inteligente que integre habilitadores clave de una tecnología que será una piedra angular en la evolución de la Inteligencia Artificial y en la creación de una nueva red de redes capaz de conectar todas las fuentes de datos conocidos. El jefe de investigación de Nokia Bell Labs, Peter Vetter, asegura que la futura tecnología 6G no sólo “conectará a los humanos con las máquinas, también con el mundo digital”.